Consejos

Cueva de Shanidar: evidencia de entierros y violencia de los neandertales

Cueva de Shanidar: evidencia de entierros y violencia de los neandertales

El sitio de la Cueva Shanidar se encuentra adyacente a la moderna aldea de Zawi Chemi Shanidar en el norte de Irak kurdo, en el río Zab en las montañas Zagros, uno de los principales afluentes del río Tigris. Entre 1953 y 1960, los restos esqueléticos de nueve neandertales se recuperaron de la cueva, convirtiéndolo en uno de los sitios neandertales más importantes en el oeste de Asia en ese momento.

Cronología de la cueva de Shanidar

La cueva Shanidar mide unos 13,000 pies cuadrados (1,200 metros cuadrados) de área, o 75x75 pies (53x53 m) cuadrados. La boca de la cueva hoy mide unos 82 pies (25 m) de ancho y unos 26 pies (8 m) de altura. Los depósitos del sitio tienen aproximadamente 46 pies (14 m) de espesor, que el excavador Ralph Solecki dividió en cuatro capas culturales principales, cada una separada por lo que el equipo de Solecki reconoció como discontinuidades discretas.

  • Capa A: neolítica a moderna
  • Capa B: neolítico de mesolítico a pre-cerámica
  • Capa C: paleolítico superior o baradostiano
  • Capa D: Paleolítico Medio o Mousteriano

Entierros de neandertales en Shanidar

Los niveles más bajos, más antiguos y más importantes en Shanidar son los niveles de Mousterian, que representan un período de tiempo en que los neandertales vivieron allí hace unos 50,000 años. Dentro de estos depósitos se descubrieron nueve entierros humanos, al menos algunos de los cuales fueron entierros deliberados.

Los nueve entierros en Shanidar se encontraron debajo de una caída de rocas de la cueva, pero los excavadores estaban absolutamente seguros de que al menos algunos de los entierros tenían un propósito. Durante la década de 1960, fue una declaración impactante, porque los neandertales no se consideraban humanos, ciertamente no se pensaba que fueran capaces de cuidar a sus muertos. Desde entonces, se han recuperado considerablemente más pruebas de entierros del Paleolítico Medio en otros sitios de cuevas: en las cuevas de Qafzeh, Amud y Kebara (todas en Israel), Saint-Cesaire (Francia) y Dederiyeh (Siria).

Entierros de Shanidar

Algunos de los esqueletos de Shanidar exhiben evidencia de violencia interpersonal entre cazadores y recolectores del Pleistoceno, un nivel de violencia también atestiguado en El Sidrón en España. Shanidar 3, un esqueleto masculino adulto bien conservado, tuvo una lesión parcialmente curada en una costilla. Se cree que esta lesión fue causada por un fuerte golpe de fuerza desde un punto de piedra o una cuchilla. Este es uno de los pocos ejemplos conocidos de lesiones traumáticas neandertales causadas por una herramienta de piedra. Otros incluyen St. Cesaire en Francia y Skhul Cave en Israel. Las investigaciones experimentales de arqueología realizadas por el arqueólogo estadounidense Steven Churchill y sus colegas sugieren que esta herida resultó del disparo de un arma de proyectil de largo alcance.

El esqueleto conocido como Shanidar 1 era un hombre adulto mayor, que sobrevivió a una fractura aplastante de la cuenca del ojo izquierdo y a la pérdida de su antebrazo y mano derechos. Los arqueólogos Erik Trinkaus y Sebastien Villotte creen que este individuo también era sordo, debido a la presencia de crecimientos óseos en sus oídos. Estos esqueletos no solo exhiben evidencia interpersonal, sino que también indican que los neandertales se preocupaban por las personas que habían sido discapacitadas.

Evidencia dietética

Shanidar fue el foco de los primeros estudios analíticos florales, que presentaron lo que se convirtió en una interpretación controvertida. Las muestras de suelo tomadas de sedimentos cerca de los entierros contenían una gran cantidad de polen de varios tipos de flores, incluida la efedra moderna a base de hierbas. La abundancia de polen fue interpretada por Solecki y su colega investigadora Arlette Leroi-Gourhan como evidencia de que las flores fueron enterradas con los cuerpos. Sin embargo, existe cierto debate sobre la fuente del polen, con cierta evidencia de que los restos de la planta pueden haber sido traídos al sitio por roedores excavadores, en lugar de ser colocados allí como flores por familiares afligidos. Estudios recientes de los palinólogos Marta Fiacconi y Chris Hunt también sugieren que el polen encontrado en la cueva no es diferente al polen que se encuentra fuera de la cueva.

Los estudios microscópicos de los depósitos de cálculo, también conocidos como sarro, en los dientes de los neandertales en Shanidar encontraron restos vegetales de varios alimentos ricos en almidón que conformaban la dieta de los habitantes. Esas plantas incluían semillas de hierba, dátiles, tubérculos y legumbres. Alguna evidencia sugiere que al menos algunas de las plantas consumidas se habían cocinado, y también se encontraron granos de almidón preservados de cebada silvestre en las caras de algunas de las herramientas de Mousterian en la cueva.

Historia de arqueología

Las excavaciones originales se realizaron en la cueva durante la década de 1950 dirigida por el arqueólogo estadounidense Ralph S. Solecki. Trinkaus, entre otros, realizó investigaciones posteriores del sitio y de los artefactos y muestras de suelo recuperadas del sitio. A nivel local, Shanidar estuvo habitada hasta hace poco por pastores kurdos, pero ahora es administrada por el servicio local de antigüedades y se ha convertido en un popular destino turístico kurdo.

Fuentes

  • Churchill, Steven E., y col. "Shanidar 3 herida punzante de costilla neandertal y arma paleolítica". Journal of Human Evolution 57.2 (2009): 163-78. Impresión.
  • Cowgill, Libby W., Erik Trinkaus y Melinda A. Zeder. "Shanidar 10: miembro inferior distante inmaduro del paleolítico medio de la cueva de Shanidar, Kurdistán iraquí". Journal of Human Evolution 53,2 (2007): 213-23. Impresión.
  • Fiacconi, Marta y Chris O. Hunt. "Tafonomía del polen en la cueva de Shanidar (Iraq kurdo): una evaluación inicial". Revisión de Paleobotánica y Palinología. 223 (2015): 87-93. Impresión.
  • Henry, Amanda G., Alison S. Brooks y Dolores R. Piperno. "Los microfósiles en el cálculo demuestran el consumo de plantas y alimentos cocinados en dietas de neandertales (Shanidar III, Iraq; Spy I y II, Bélgica)". procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 108,2 (2011): 486-91. Impresión.
  • Nadel, Dani y col. "Revestimiento de tumbas florales más antiguo de entierros Natufian de 13,700-11,700 años en la cueva Raqefet, Monte Carmelo, Israel". procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 110.29 (2013): 11774-78. Impresión.
  • Trinkaus, Erik y Sébastien Villotte. "Exostosis auditiva externa y pérdida de audición en el Neandertal Shanidar 1". Más uno 12.10 (2017): e0186684. Impresión.