Interesante

Estacionalidad

Estacionalidad

La estacionalidad se refiere a los cambios que ocurren en el entorno local, regional y planetario a medida que nuestro planeta se tambalea durante su año solar. En las regiones templadas, la primavera se convierte en verano, el verano en otoño, el otoño en invierno y la primavera nuevamente. Pero los cambios ambientales ocurren estacionalmente en todas partes del planeta hasta cierto punto, incluso en los polos, incluso en el ecuador. Los arqueólogos están interesados ​​en la estacionalidad con respecto a las adaptaciones que los humanos han creado en los últimos 12,000 años para hacer frente y sobrevivir a esos cambios. La estacionalidad es, por lo tanto, un concepto central para estudiar y comprender las tecnologías agrícolas antiguas.

Tecnología moderna y adaptaciones

La gente moderna se da cuenta cuando cambia el clima durante todo el año: podríamos tener que quitar la nieve del camino de entrada o sacar nuestra ropa de verano. Pero nosotros, al menos aquellos de nosotros en el llamado primer mundo, no estamos, por regla general, íntimamente involucrados en rastrear cambios en el comportamiento de animales y plantas, construir viviendas aisladas y hacer o reparar ropa abrigada. Tenemos un calendario para rastrear eso. Podríamos ver desaparecer un tipo específico de comida de los estantes de nuestras tiendas, o, más probablemente, un precio más alto por la misma comida dependiendo de la época del año, pero si notamos que no es una pérdida grave.

Sin lugar a dudas, la tecnología moderna y las redes comerciales globales han suavizado el impacto de las estaciones cambiantes. Pero ese no fue el caso hasta hace relativamente poco. Para las personas premodernas, los cambios estacionales del clima templado afectaron drásticamente la disponibilidad de recursos cruciales, y si no prestaron atención, no sobrevivieron por mucho tiempo.

Lidiando con la estacionalidad

En climas templados o más fríos, algunos, quizás los eventos más naturales y culturales, están vinculados a los cambios naturales que ocurren de una estación a otra. Los animales migran o hibernan, las plantas quedan inactivas, estar fuera del refugio es problemático. Algunos grupos culturales en el pasado respondieron a las próximas temporadas de invierno construyendo instalaciones de almacenamiento para almacenar de manera segura los cultivos de verano, construyendo y mudándose a diferentes tipos de casas, y otros, reubicándose temporalmente en climas más cálidos o más fríos.

De una manera bastante amplia pero significativa, se crearon sistemas de calendario y observatorios astronómicos para responder a las demandas de la estacionalidad. Cuanto más cerca pueda predecir cuándo llegaron las estaciones, mejor podrá planificar su supervivencia.

Un resultado es que las ceremonias religiosas asociadas con los movimientos del sol, la luna y las estrellas se programaron para diferentes estaciones. Los solsticios y los equinoccios se celebraron con ritos específicos en estaciones específicas del año: de hecho, todavía lo son. La mayoría de las religiones celebran sus más altos días santos en el solsticio de invierno y verano.

Cambios en la dieta

Mucho más que hoy, las dietas cambiaron durante todo el año. Las estaciones determinaron qué tipos de alimentos estaban disponibles. Si eras un cazador-recolector, necesitabas saber cuándo estaba disponible una fruta en particular, cuándo era probable que los ciervos migraran por tu área y qué tan lejos llegarían. Los agricultores sabían que diferentes cultivos agrícolas requerían ser plantados y madurarían en diferentes épocas del año.

La plantación de una variedad de cultivos, algunos de los cuales maduraron en primavera, otros en verano y otros en otoño, dio como resultado un sistema de recursos más confiable para que los grupos pasen el año. Los pastores necesitaban reconocer cuándo gestaban diferentes animales en diferentes épocas del año, o cuándo producían sus abrigos más lanudos, o cuándo era necesario diluir el rebaño.

Seguimiento de la estacionalidad en arqueología

Los arqueólogos usan las pistas que quedan en los artefactos, huesos de animales y restos humanos para identificar los efectos de la estacionalidad en las culturas humanas y las adaptaciones que esas culturas ejercían. Por ejemplo, un basurero arqueológico (montón de basura) podría contener huesos de animales y semillas de plantas. Determinar en qué estación se mataron esos animales o se cosecharon esas plantas nos permite acercarnos a comprender los comportamientos humanos.

Para identificar la temporada de muerte de una planta o un ser humano, los arqueólogos pueden rastrear los cambios estacionales registrados como anillos de crecimiento. Muchos, si no la mayoría de los seres vivos registran cambios estacionales de la misma manera que los anillos de los árboles. Los dientes animales y los dientes humanos también registran secuencias estacionales reconocibles; Los animales individuales nacidos en el mismo período del año tienen el mismo patrón de anillos de crecimiento. Muchos otros organismos, como los peces y los mariscos, también registran anillos de crecimiento anuales o estacionales en sus huesos y conchas.

Los avances tecnológicos en la identificación de la estacionalidad han incluido el análisis de isótopos estables y los antiguos cambios de ADN en animales y plantas. Los equilibrios químicos de isótopos estables en dientes y huesos cambian con el aporte dietético. El ADN antiguo permite a un investigador identificar especies específicas de animales y luego comparar esos patrones de estacionalidad con patrones modernos conocidos.

Estacionalidad y Cambio Climático

En los últimos 12,000 años más o menos, los humanos han construido controles para planificar y adaptarse a las estaciones cambiantes. Pero todos todavía estamos a merced de los cambios climáticos que resultan tanto de las fluctuaciones naturales como de las elecciones culturales hechas por las personas. Sequías e inundaciones, tormentas e incendios forestales, enfermedades que evolucionan de los humanos que viven muy cerca unos de otros y de los animales: todos estos son en parte problemas climáticos que tuvieron que tenerse en cuenta en el pasado y deben tenerse en cuenta en El presente y el futuro como adaptaciones para la supervivencia.

Comprender cómo se adaptaron nuestros antepasados ​​puede proporcionar una guía para nuestra capacidad de adaptación en el futuro.

Fuentes

  • Balasse, Marie y col. "Perspectivas de isótopos estables (delta 18O, delta 13C) sobre la cría de ganado vacuno y ovino en Bercy (París, Francia, cuarto milenio antes de Cristo): estacionalidad de nacimiento y forraje de hojas de invierno". Arqueología Ambiental 17.1 (2012): 29-44. Impresión.
  • Blaise, Emilie y Marie Balasse. "Estacionalidad y temporada de nacimiento de ovejas neolíticas modernas y tardías del sudeste de Francia utilizando el análisis delta18O de esmalte dental". Revista de ciencia arqueológica 38.11 (2011): 3085-93. Impresión.
  • Boyd, Brian. "Arqueología y relaciones humano-animales: pensar a través del antropocentrismo". Revisión anual de antropología 46,1 (2017): 299-316. Impresión.
  • Burchell, Meghan y col. "Determinación de la estacionalidad de la colección de mejillones de un sitio inuit histórico temprano, Labrador, Canadá: comparación de secciones delgadas con análisis de isótopos de oxígeno estables de alta resolución". Revista de Ciencia Arqueológica: Informes (2018) Impresión.
  • David, Wengrow y Graeber David. "Adiós a la 'Infancia del hombre': ritual, estacionalidad y los orígenes de la desigualdad". Revista del Real Instituto Antropológico 21.3 (2015): 597-619. Impresión.
  • Ewonus, Paul A., Aubrey Cannon y Dongya Y. Yang. "Abordar el uso estacional del sitio a través de la identificación de especies antiguas de ADN del salmón del Pacífico en Dionisio Point, Isla Galiano, Columbia Británica". Revista de ciencia arqueológica 38.10 (2011): 2536-46. Impresión.
  • Hufthammer, Anne Karin y col. "Estacionalidad de la ocupación del sitio humano basada en relaciones estables de isótopos de oxígeno de otolitos de bacalao". Revista de ciencia arqueológica 37,1 (2010): 78-83. Impresión.
  • Rendu, William. "Comportamiento de caza y adaptabilidad neandertal en el sitio del Pleistoceno tardío de Pech-de-l'Azé I." Revista de ciencia arqueológica 37.8 (2010): 1798-810. Impresión.
  • Roberts, Patrick y col. "Clima, medio ambiente e innovación humana temprana: evidencia de isótopos estables y evidencia de fauna de sitios arqueológicos (98-59ka) en el Cabo Sur, Sudáfrica". Más uno 11.7 (2016): e0157408. Impresión.
  • Vickers, Kim y Guðrún Sveinbjarnardóttir. "Invasores de insectos, estacionalidad y pastoralismo trashumante en la economía islandesa de Shieling". Arqueología Ambiental 18.2 (2013): 165-77. Impresión.
  • Wright, Elizabeth y col. "Edad y época de la matanza de cerdos en las paredes neolíticas tardías de Durrington (Wiltshire, Reino Unido) como se detectó a través de un nuevo sistema para registrar el desgaste dental". Revista de ciencia arqueológica 52.0 (2014): 497-514. Impresión.

Ver el vídeo: Series de tiempo: Aleatoriedad, Estacionariedad y Estacionalidad (Octubre 2020).