Nuevo

Cómo identificar y diagnosticar fácilmente el síndrome de la piel tostada

Cómo identificar y diagnosticar fácilmente el síndrome de la piel tostada

El síndrome de piel tostada (eritema abdominal o EAI) tiene algunos nombres asociados, que incluyen erupción por botella de agua caliente, manchas de fuego, muslo de computadora portátil y tartán de abuela. Afortunadamente, aunque el síndrome de la piel tostada es un síntoma feo, no es grave. Aunque no se considera una quemadura, el síndrome de la piel tostada es causado por la exposición prolongada o repetida de la piel al calor o la radiación infrarroja, ya sea leve o moderada.

Las causas específicas pueden incluir botellas de agua caliente o almohadillas térmicas para aliviar el dolor, exposición a la computadora portátil (como la batería o el ventilador de ventilación) y chimeneas. Otras causas se han debido a los calentadores de los asientos del automóvil, las sillas y mantas con calefacción, los cinturones de sauna y los electrodomésticos cotidianos, como los calefactores o incluso la simple estufa / horno.

Diagnóstico

Diagnosticar el síndrome de la piel tostada es relativamente fácil. Se puede diagnosticar con dos puntos principales. Primero está el patrón reticulado de la decoloración, que no debe ser uniforme. Es un patrón moteado, esponjoso o similar a una red. En segundo lugar, debe notar que no pica ni duele mucho, como lo hacen las erupciones en el foso o las lesiones en la piel. Picazón y ardor leves pueden ocurrir temporalmente pero a menudo se desvanecen. Si este diagnóstico parece satisfacer lo que está experimentando, entonces es importante ubicar una fuente de calor a la que el área afectada de la piel a menudo esté expuesta y dejar de usarla hasta que su piel se cure.

¿Quién es más probable que tenga el síntoma de la piel?

Quienes se someten a algún tipo de dolencia, como un dolor de espalda crónico, pueden estar acostumbrados a una aplicación repetida de una fuente de calor que puede estar causando este problema dermatológico. El síndrome de piel tostada también es común entre las personas de edad avanzada que pueden ser susceptibles a una exposición prolongada a un calentador, por ejemplo. También existen riesgos laborales en diversos entornos laborales según la profesión. Por ejemplo, los plateros y joyeros tienen la cara expuesta al calor, mientras que los panaderos y los cocineros tienen los brazos al descubierto.

Con las computadoras portátiles, el muslo izquierdo se ve afectado con mayor frecuencia. De hecho, se informaron más de 15 casos en 2012, donde principalmente mujeres de 25 años recibieron el diagnóstico. Por lo tanto, es importante colocar la computadora portátil en un lugar seguro que no toque la piel por mucho tiempo, o en absoluto, especialmente con procesadores potentes que alcanzan altas temperaturas.

Tratamiento

Hay varios tratamientos disponibles que incluyen opciones médicas y modalidades físicas. Médicamente, el paso más importante es eliminar la fuente de calor de inmediato. Por ejemplo, si está utilizando calentadores de automóviles, apague la calefacción por completo si puede; de lo contrario, baje la temperatura tanto como sea posible.

Es importante tratar el dolor con analgésicos de venta libre. Considere ibuprofeno como Advil o Motrin, acetaminofeno como Tylenol o naproxeno como Aleve. Es probable que funcione una terapia tópica que incluya 5-fluorouracilo, tretinoína e hidroquinona. El aloe puro, la vitamina E o el aceite de nuez también pueden ayudar con la curación y la pigmentación. Alternativamente, también hay terapias físicas para la piel disponibles, que incluyen terapia con láser y terapia fotodinámica.

La ayuda médica es especialmente importante cuando hay signos de infección, aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, fiebre o supuración. En este caso, un médico recetará antibióticos y medicamentos para el dolor. Se alienta a las personas que tienen los problemas antes mencionados con su diagnóstico a ver a su médico o dermatólogo. De lo contrario, la piel debería volver a su estado normal en unas pocas semanas.